sábado, 25 de marzo de 2017

Conociendo el Espacio Cultural Futura

Entrevista a Melisa López, coordinadora de Sala Futura.


Adentrándonos en la muestra "Nueve Fisionomías del Viento" 


Por Yesica Gallegos - marzo 25, 2017

Flyer colgado en redes sociales
La reapertura del espacio cultural, ahora denominado Sala Futura, ha creado un nuevo lugar de encuentro para artistas y el público de nuestra ciudad. Este espacio, permite una nueva apertura a la producción artística y un llamado a la importancia que deben darse a los espacios culturales relegados al olvido. Con el fin de interiorizarnos con respecto a Sala Futura, he concretado una entrevista con la artista y docente Melisa López.

Yesica Gallegos: La inauguración de la muestra “Nueve Fisionomías del Viento” nos adentra en un “nuevo” espacio cultural, ahora parte del municipio. Me gustaría que te presentes y nos cuentes un poco acerca de Sala Futura.

Melisa López: Bueno, mi nombre es Melisa López, soy profesora en Artes Visuales. Actualmente, estoy a cargo de la Sala Futura. Esta sala tiene mucho significado porque es recuperar un espacio de la Municipalidad que se perdió por seis años; un espacio para exposiciones y expresiones artísticas. Es por ello que decidí recuperarlo y me puse a trabajar en la construcción desde las paredes, la pintura, el diseño de la sala, la colocación de las luces.

YG: ¿Este espacio era utilizado como un lugar de almacenamiento o se encontraba vacío?

ML: Era un espacio de almacenamiento a donde nos mudamos en mayo de 2016, por lo cual hubo que comenzar a reformarlo y ver de qué manera íbamos a darle un uso. Primero se llevo a cabo la creación del Club de Emprendedores y, una vez limitado el espacio, decidí utilizarlo para la Sala Futura. Hubo diferentes ideas acerca de su utilidad, como salón de usos múltiples o auditorio y, viendo que con el trascurrir de los meses no se concretaba ninguna de esas ideas, lleve adelante la mía.

YG: Bien, ahora en cuanto a la duración de la muestra, ¿cuántos días va a estar colgada?

ML: En general, las muestras van a estar en exposición entre diez y quince días, como mucho, porque la idea es que este libre la sala para que se pueda usar para otras muestras o actividades artísticas. Por ejemplo, si alguien viene y te solicita, uno le pueda decir tengo tales días libre la sala, y ellos puedan hacer uso de ella.

YG: Esta primera muestra que abre el espacio, ¿cómo la catalogarías? ¿Se trata de una exposición de Arte Contemporáneo o una mezcla entre lo clásico y lo ‘no tan clásico’?

ML: En realidad hay un poco de Arte Contemporáneo y la mirada de cada obra es contemporánea porque están hablando de algo que nos pasa, que nos atraviesa, como lo es el viento; algo con lo que convivimos acá en Río Gallegos, solo que cada artista utilizo una técnica diferente. Pero, en fin, creo que la catalogaría como contemporánea.

YG: Es posible observar obras de distintos tiempos de creación, claro sí, respondiendo a la temática, ¿esto fue definido a priori o fue surgiendo a medida que se fueron incorporando los artistas?   

ML: La propuesta que yo les hice a los artistas fue consultarles si ya tenían una obra relacionada con el viento. Elegí artistas que sabía, más o menos, cómo venían trabajando.

YG: ¿Es decir que toda la selección fue llevada a cabo por vos?

ML: Si. Toda la idea fue de mi parte, en cambio el tema lo formule en conjunto con mi jefe, Adriel, decidiendo que se tratase del viento. Esto resulto también porque estaba enmarcado en lo que fue el Festival del Viento, pero lo tuvimos que posponer. Pero, por ejemplo, el Foro de Literatura y Periodismo también hablaba del viento, entonces mi muestra giro alrededor de ello también. Ya teniendo el tema, elegí a las artistas que sé que trabajan con nuestro contexto, que viven y producen acá, contacte a todos aquellos que producen de maneras diferentes

YG: ¿O sea fue una convocatoria interna de los artistas, no fue abierta?

ML: Si. Yo busque quiénes, tenía memoria visual de aquellos que tenían trabajos con esta temática. Algunos dijeron directamente que iban a hacer algo nuevo, dejando abierta la posibilidad a que trabajen en una obra nueva. 

YG: Bien. Por otro lado, ¿vos consideras que las exposiciones deben realizarse siguiendo una definición, es decir, una muestra de Arte Contemporáneo debe atender completamente a ello, sucediendo lo mismo con una muestra más clásica?

ML: No. Creo que lo contemporáneo es lo que vivimos, lo que se produce hoy es contemporáneo. Por ahí, algunos pueden tener una tendencia más clásica en la forma de producir o en la elección de materiales; pero para mí lo contemporáneo es lo que hoy producimos, lo que hoy nos pasa, no importa cómo lo expresemos. Quizás lo que lo hace más interesante al Arte Contemporáneo es elegir materiales que no son convencionales, entonces eso te da como un ‘plus’, marcando una estética. Pero yo creo que una pintura como la que había en la sala, es totalmente contemporánea.

YG: Como artista que sos, ¿cómo ves la producción artística en nuestra ciudad? ¿Los artistas producen y participan?

ML: Veo que hay bastante producción. En general, los artistas son participativos, pero siendo crítica, faltaría que participen más, que nos apoyemos más cuando hay una muestra, por ejemplo; tratar de estar ahí, aunque a veces no se pueda.  Me acuerdo que cuando comencé a exponer en 2011, éramos muy pocos y hoy voy a las muestras en el Minnicelli o en el Complejo, así como en la inauguración de la sala, y están llenos. He visto el crecimiento del público y eso me resulta motivador porque hay gente nueva, hay producciones y artistas nuevos. A veces les falta a algunos continuar trabajando de manera profesional y en serie porque algunos dejan de trabajar por un tiempo o solo producen para la muestra.

YG: Sí. Muchas veces, ves repetidos los nombres de quienes exponen y pienso en el hecho de que no hay producción de otros artistas. Te quedas como en un stop viendo los mismos nombres en las muestras.

ML: Claro, porque son los que siempre están produciendo.

YG: Por otro lado, podrías contarme si ya tienen una agenda para este año o la realización de un próximo evento.

ML: Sí. Yo tengo armada una agenda hasta noviembre con artistas nacionales y algunas capacitaciones con estos artistas. Estoy pensando realizar propuestas con los artistas locales y tengo que abrir la convocatoria para que comiencen a mandar proyectos.

YG: Es como que hay que empujarlos, ¿no? (Risas)

ML: Sí (Risas). Si no abro la convocatoria no mandan, ya abrí la sala y todavía ninguno me quiso mandar nada. Pensé van a empezar a 'caer' proyectos o algo, pero todavía nada. Igual, a veces cuesta animarse, de por sí la palabra proyecto ya asusta, pero el exigir el proyecto es parte de la profesionalización, porque cuando vos queres exponer en otra parte del país te piden tu proyecto, pero una vez vos lo armas, comenzas a mandarlo a todos lados.

YG: También, en cuanto a esta agenda que tenes armada, ¿es posible que tengan proyectos donde incorporen a la escuela, es decir a los alumnos, niños y adolescentes?

ML: Sí. Todavía lo que me falta es conformar un equipo para que puedan encargarse de las visitas guiadas y recibir a la gente que se acerque al espacio. A mí me gustaría también estar como guía, pero lo mejor sería encontrar una persona que tenga una sensibilidad especial y entienda, y tiene que ser un empleado, por lo cual cuesta encontrar a alguien que se interese en hacer ese trabajo. Me faltaría coordinar esa parte. Lo que sucede es que recién abrimos la sala y no pensamos que iba a ser tan importante el movimiento que produjo.

YG: Entonces, ¿vos serías como la directora de la sala?

ML: Sí, más bien, la coordinadora. Soy la que programo, la que se encarga de realizar los contactos e incluso realicé la curaduría de la muestra.   

YG: Ahora bien, Sala Futura tiene aspectos que podrían convertirla en una Galería de Arte, ¿es ese un posible deseo tuyo y de quienes han trabajado para reabrir este espacio?

ML: En el contexto en el que está enmarcado el espacio, perteneciente al Municipio, es difícil llegar a ser una galería. La galería se encarga más que nada de vender la obra y hacerla circular, lo cual es otro tipo de trabajo, que no es estatal sino más bien del ámbito privado. Pero sí, cuando comencé a organizar la sala pensé que estaría genial si las obras se pudiesen comercializar, que el hall de entrada sea un lugar de venta de obras, libros e ilustraciones, cosas que la gente produzca acá y se puedan vender. Aún así, el hecho de comercializar sumado a una entidad estatal, lo hace difícil. Eso sí, el espacio está inspirado en cómo es una galería; el hecho de recorrer, viajar y conocer diferentes espacios expositivos son imágenes que se quedan en tu mente.

YG: Como promotora de esta movida cultural que fue la inauguración y recuperación de este espacio cultural, ¿qué es lo que esperan para este año?

ML: Estamos trabajando mucho en lo que son capacitaciones, traer capacitadores a nuestra ciudad. Este lunes y martes pasado estuve en un foro de cultura organizado por Nación y me ofrecieron armar una capacitación para los emprendedores culturales. A través de la Academia Argentina Diferente en conjunto con Cultura, están organizando programas y capacitaciones para los emprendedores. Por ejemplo, si yo quiero abrir una Galería de Arte, cómo llevo a cabo ese negocio, también les sirve a los productores audiovisuales o diseñadores que son industrias creativas, es decir, que utilizan la creatividad para llevar a cabo un negocio. Esta sería una de las expectativas que tengo para este año.

YG: Una última pregunta.  Remitiéndonos al título de la muestra, ¿qué fisionomía adquiere el viento para vos? ¿Cómo lo ves y lo sentís?

ML: Cuando tuve que elegir el título de la muestra, pensé tengo nueve artistas, busque el significado del número nueve en la numerología, el cual, coincidentemente, está vinculado con la creación artística. Me puse a analizar lo que tenía y fue como si todo estuviese enlazado. Entonces me percate de que eran como miradas, caras, como visiones del viento. Por esa razón, comencé a buscar palabras, el significado de la palabra “fisionomía”, que sería algo así como muchas caras, como la cara de cada artista frente al viento.  Después cuando hice el texto curatorial,  leí sobre la mitología del viento, lo espiritual del viento, cómo se creó el viento, el hecho de que se juntaron los cuatro puntos cardinales para su formación, desde la creación de la Tierra, cuando comenzaron a aparecer los elementos, hasta el zodiaco y lo qué significa el viento. Investigue mucho para un texto de solo unos renglones (Risas). Pero quería que esté presente todo eso, todo lo que pasa con el viento. Me emocionaba el como estamos atravesados por el viento, aunque quizás no esté presente, es como algo muy espiritual y también muy poético. Cuando empecé a investigar fue un sentimiento muy fuerte el que tuve.

YG: Bueno, los artistas lograron cada uno su propia cara del viento.

ML: Sí. Cuando comenzaron a llegar las obras y comencé a montarlas en el espacio, lo primero que vi fue la imagen, los colores, como todos compartían un mismo color, tenían  la misma paleta, lo cual me impresiono mucho.  Después teníamos el contraste de las obras, lo cual también me pareció muy interesante. Todos muy diferentes entre sí.

YG: Y para vos, como artista, ¿qué fisionomía hubiese tenido tu tipo de viento?

ML: No sé (Risas). Nunca lo pensé, pero con seguridad sería algo con movimiento. Una instalación con movimiento sería lo más seguro.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario