jueves, 20 de abril de 2017

El Festival de la Fotografía

La fotografía en sus distintas formas

II Festival Internacional de Fotografía Analógica y Procesos Alternativos


Por Yesica Gallegos - enero 20, 2017

Flyer difundido en las redes sociales
El Complejo Cultural de nuestra ciudad dio comienzo en el transcurso de la semana pasada al II Festival Internacional de Fotografía Analógica y Procesos Alternativos. La fotografía como vedette en la teatralidad de los rincones del sur de Argentina, nos hizo establecer un contacto con estéticas diferentes, con los paisajes de unos y los humanos de otros. La multiplicidad de fotografías con las que nos encontramos en las salas de exposición, nos abren un amplio panorama acerca de diversas técnicas fotográficas, diversos modos de hacer fotografías.
Olvidamos la cámara digital para volver hacia otros procesos de producción de imágenes, como copias fieles de la realidad o cuadros de una historia inventada. Vemos obras donde los colores azules impregnan las imágenes, después comprendemos que el cianotipo genera otro tipo de resultado, un cuadro de tristeza, una nostalgia fría recorre aquellos instantes captados.



Seguimos recorriendo y encontramos fotos difusas de un ambiente envuelto en un halo de misterio, hay fantasmas allí, moviéndose veloces en escenas sin decodificar. Las tonalidades marrones, la oscuridad de sus contornos y siluetas, fotos que tienen rasgos de una atemporalidad extraña, el disparo fugaz de una cámara estenopeica.


Los contextos, la realidad de cada lugar irrumpen en la fotografía. El lente del artista capta a otros, al poder, a la naturaleza, al flujo del tiempo y la expresión de quien cede un instante. Mensajes visibles y otros no tanto se hacen uno con las obras de los artistas. 
Ataúlfo Pérez Aznar

Más allá de los efectos diferentes que generan las distintas técnicas empleadas, nos atraviesa una variedad nueva de imágenes producto de las nacionalidades que se entrecruzan en este camino. Tenemos autores de nuestro país, pero también de Alemania, Bélgica, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Estados Unidos. España, Francia, Hungría, Italia, Lituania, México, Portugal, Reino Unido, Ucrania, Uruguay y Venezuela. Es importante destacar que la procedencia de una imagen le da sentidos distintos a los trabajos expuestos. No es lo mismo una escena impregnada del contexto de un Buenos Aires convulsionado, a la claridad de unas playas cristalinas, a la soledad de los bosques empañados en neblina en Estados Unidos, a la delicadeza y belleza de unos desnudos femeninos, al retrato de una mujer en México o al marco onírico de una mujer en Polonia.
Las fotografías de colores vistosos también se muestran en las paredes de aquellas salas. Fotógrafos que exponen claramente los vivos colores de la realidad, las gotas de la lluvia sobre un rostro femenino, la escena de un gato en un entorno chinesco, el retrato de la vida cotidiana: un cepillo de dientes, una manzana, Vemos la importancia de la luz y la rapidez con la que un obturador capta un momento. Lo real y lo mágico.


Desde la puesta en marcha de talleres acerca de estos procesos alternativos en fotografía como así también de charlas proporcionadas por reconocidos artistas como Fernando González Casanueva y Ataúlfo Pérez Aznar, ingresamos al mundo de la luz y al trabajo con la realidad, con los escenarios cotidianos y los humanos que somos. Las "fotos" deben poder acercarnos al otro, a un mundo diferente y posible, ampliar nuestra visión sobre lo que nos rodea, a los detalles de una vida en constante rutina. La fotografía debería invitarnos a ver lo que no vemos y llevarnos a soñar con realidades paralelas a la nuestra, viajar hacia pequeños lugares dentro de nuestro propio mundo a través de los ojos de un otro, extraño ser escurridizo que armado con una cámara, distinta según el día, dispara a una presa expresiva y a un entorno fluctuante. Capturas de expresividad y espacios.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario